STTAISUAG
STTAISUAG
Sindicato de Trabajadores Tecnicos Adminitrativos y de Intendencia al Servicio de la Universida Autonóma de Guerrero
 
STTAISUAG
SECCION 1 ZONA SUR

CONTRATO COLECTIVO 2011-2012
CATEGORIAS
DESARROLLO PROFESIONAL CLAUSULA 61
REQUISITOS NUEVO INGRESO
Historia del Sindicato
En efecto, del 27 de septiembre de 1929 data la primera organización gremial de trabajadores universitarios, la cual llevó por nombre Unión de Empleados de la Universidad Nacional de México Autónoma UEUNMA.
Esta asociación surge a consecuencia de que los empelados de dicha institución habían quedado sin protección legal al conquistar ésta su autonomía y por tanto dejar de regirse en sus relaciones laborales con el Estado, por lo que los compromisos con los trabajadores dejaban de competir a la federación.
Como veremos más adelante, ésta sería también una de las causas que motivaría a los trabajadores no académicos de la UAG a constituir su propia organización sindical a partir de 1963 hasta llegar a materializarse seis años después.
Una vez constituida la Unión de Empleados, logrará que al año siguiente una representación participe en las discusiones del Consejo Universitario.

Por otra parte, el 30 de julio de 1930 se aprueba el primer reglamento sobre provisión de profesorado, el cual consistiría en otorgar el derecho de este tipo de personal a la estabilidad en el empleo. En lo que respecta al personal administrativo, la facultad de sus nombramiento que quedó reservada al rector a través del artículo 52, inciso e), del principio de reglamento del Consejo Universitario.

El mes de febrero de 1932, es otra fecha importante para el sindicalismo universitario: la firma del primer Contrato Colectivo de Trabajo, entre una institución de educación superior y sus trabajadores. Dicho contrato suscrito por la directiva de la Unión de Empleados de la Universidad Nacional de México Autónoma y el rector de la institución contenía, entre las 36 cláusulas y un transitorio que formaban su totalidad, conquistas importantes para el proletariado nacional y específicamente universitario, sobre todo si lo ubicamos en la época y contexto en que se suscribía. Así por ejemplo se lograría la denominación de patrón a la autoridades universitaria y de sindicato para la organización gremial; la cláusula de exclusividad en la contratación de personal; una comisión de escalafón bipartita y una cláusula que protegía a los empleados de enfermedades profesionales.

Sin embargo el Contrato Colectivo tenía que ser discutido y aprobado por el Consejo Universitario, lo cual no sucedió en ese cuerpo colegiado y por la fuerza de la Unión de Empleados no entró en vigor. La puesta en práctica de los derechos pactados no tuvo ninguna realidad, por el contrario se vendrían en el futuro inmediato y
mediato serios reveses para el sindicalismo universitario.
El 19 de enero de 1933, las autoridades universitarias impusieron a sus trabajadores un reglamento interior de las oficinas administrativas de la Universidad Nacional Autónoma el cual sólo contemplaba obligaciones para el personal y ningún derecho.
En ese ordenamiento el rector era el jefe superior tanto de las oficinas de la universidad como de sus trabajadores.

Meses después, en el contexto creado por la legislación vigente en el país y la promulgación de una nueva Ley Orgánica, los trabajadores procedieron a constituirse una nueva organización gremial el 18 de octubre de 1933 y que llevó por nombre Sindicato de Empleados y Obreros de la Universidad Autónoma de México SEOUNAM: inmediatamente después a su constitución formal solicitaron su registro legal ante la Junta Central de Conciliación y Arbitraje del Distrito Federal, mismo que le fue otorgado el 3 de noviembre de 1933. Una vez más se trata de la primera organización gremial dentro de una institución de educación superior que obtuvo el reconocimiento de su personalidad jurídica.